Podología Deportiva

El podólogo deportivo realiza estudios biomecánicos específicos para cada especialidad deportiva. En PodoBCN® conocemos el gesto deportivo de cada deporte, conocimiento imprescindible para escoger el tratamiento más adecuado.
Tenemos en cuenta las distintas superficies deportivas (asfalto, tartán, césped, montaña, etc.) así como el calzado deportivo específico utilizado por el deportista. Estamos especializados en el estudio del gesto deportivo en el atletismo y contamos con protocolos específicos.
Para un atleta resulta muy importante conocer su forma de pisar ya que se trata de un gesto que va a repetir muchísimas veces. Además, el no pisar correctamente puede causarle una lesión y habitualmente un tratamiento personalizado aumenta el rendimiento del atleta. En la actualidad existen en el mercado multitud de opciones a la hora de comprar una zapatilla para correr. Incluso, en muchas tiendas deportivas se realiza un pequeño estudio para saber si un corredor es pronador, neutro o supinador. Estas indicaciones pueden ayudarnos, pero la biomecánica de la carrera es más compleja y requiere de un estudio más amplio y detallado. El estudio de un corredor nos debe aportar datos que permitan cuantificar con precisión las presiones, los desplazamientos del centro de gravedad, tiempos de apoyo, cadencia, la cinemática, tensión generada en la fascia plantar, etc. Para ello en PodoBCN® usamos la tecnología de última generación: plataformas de presiones, cámaras de alta velocidad (210 imágenes por segundo), sistema Optogait® (con más de 100 fotocélulas) y software deportivo de análisis biomecánico.
El asesoramiento del calzado deportivo es imprescindible en cualquier deporte. Somos especialistas en el asesoramiento del barefoot, natural running o minimalismo. El podólogo deportivo es el encargado de estudiar qué zapatilla posee las características más adecuadas, especialmente en el calzado de “running”.Aconsejamos personalizadamente sobre el tipo de lazada en los cordones más idónea.
Actualmente existen dos tipos de tapings. El vendaje funcional es la inmovilización selectiva de la zona lesionada manteniendo la funcionalidad de los otros ejes de movimiento. Puede aplicarse a modo terapéutico (para acelerar la recuperación) o preventivo. El vendaje neuromuscular o “kinesiotape” busca el mantenimiento del movimiento y la actividad muscular para recuperar la lesión.